Es gesto más que cuadro

 | Arctic Monkeys – Teddy Picker

Cuando Mona Lisa viajó hasta Estados Unidos, un crítico escribió estas palabras tras su vuelta: Ella era Monna Lisa. Su pasaporte, de necesitarlo, hubiera asombrado a la aduana yanqui. Naturaleza, la que le da el genio. Estado civil, no, estado de gracia mejor. Domicilio, la eternidad. Profesión, su sonrisa.

Es gesto más que cuadro. Decimos que Mona Lisa sonríe; pero, si sonreír alega complacencia o cordialidad, el gesto de ella es problemático. Allí es sonrisa lo que nosotros podemos saber: lo que ella sabe es el mayor dilema tolerado por un rostro humano sin convertirse en piedra o begonia. Frialdad y tibieza, incitación, sarcasmo. […] A todo esto, no sabemos si espera un hijo o si espera la muerte. A ella le da lo mismo.

Hoy hace 100 años que Vicenzio Peruggia robó a esta señorita de las paredes del Louvre. Fue un lunes por la mañana, la pinacoteca estaba cerrada y no había demasiados vigilantes custodiando el edificio. La historia, tan increíble como cierta, ha servido de guión de novelas y de películas. Veamos dos de ellas:

Una la relató R. A. Scotti en la novela El robo de la sonrisa, en 2007. «Scotti contó cómo la prensa, para aumentar su tirada, aventó teorías disparatadas y ofreció suculentas recompensas», nos cuenta El País. Si quieres saber más, haz click aquí.

Y ahora llega el documental, ¡que pinta genial! Aparece la familia, entre ellos la nieta, gritando: ¡Abuelo, qué hiciste! Divertidísimo: entrevistas, docuementos, hemeroteca, recreaciones del robo… Se llama «The Missing Piece» y está escrito y dirigido por Joe Medeiros. En su página web hay más información. Os dejo el trailer a continuación, ¡yo no dudaría en hacer click!

4 replies on “ Es gesto más que cuadro ”
  1. Muy acertado el título de la entrada porque, como sabes perfectamente, el cuadro es francamente pequeño y, entre tú y yo, algo decepcionante. Apartre de que casi no se puede ni ver por la habitual horda de turistas que pasan de largo por delante de todas las maravillas del Louvre pero se quedan como idiotas mirando el famoso cuadro. Veré los documentales, pintan, je, bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *