S.O.S Italia

| Jeff Buckley – Grace

Inocencio X por Alessandro Algardi (1595-1654)

Hoy nos vamos hasta Italia y traemos un reportaje que publicó la IL (Inteligence in Lifestyle), revista mensual que acompaña al diario económico europeo  más importante de Europa: Il Sole 24 Ore. Por lo visto en poco tiempo podremos suscribirnos desde España (cruzo los dedos). De momento, gracias a Francesco Franchi (Director de Arte) por enviarnos esta maravilla de reportaje: S.O.S Italia.

Al ver la fotografía de la tremenda escultura de Inocencio X, recuerdo el retrato que le hizo Velázquez en su viaje a Roma. La autoridad papal le puso a prueba, y cómo estaría de nervioso que ensayó antes con su acompañante mulato Juan de Pareja (Museo Metropolitano de Nueva York). Tenía miedo de no saber pintar bien una cabeza del natural, como nos cuenta Palomino en sus cartas.


Bien, no es para menos si recordamos quién fue Inocencio X. Sí, aquel que mando demoler las torres de Bernini en San Pedro del Vaticano. Bernini, el mimado de la Roma Triunfans era ahora humillado y su proyecto, destruido. Huyó. Pero de haber estado allí, hubiera visto y oído todo: los cabestrantes, las poleas,  las columnas apiladas sobre el techo. La torre del campanario fue demolida y, con ella, Gian Lorenzo Bernini. Y ahora Diego de Velázquez, el pintor del rey de España, debía retratarlo.

Troppo vero!, dijo el Papa al verlo. Bueno, lo avisó Felipe IV: “Hace nueve años que no se me ha hecho ningún retrato y no me inclino a pasar por la flema de Velázquez, así por ella, como por no verme envejecido”. Tremenda intensidad psicológica que consigue Velázquez con su pincel, y que hizo que el mismo que echó a Bernini de sus estancias vaticanas le llamase a retratar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *