Comisarios, el emocionante trabajo de montar una exposición

Foto: Guillermo Solana, director del Museo Thyssen y comisario de exposiciones. Foto: Luis Sevillano.

Paco Pérez Valencia nos invita en su libro “Exposición sensitiva y emocional”, 2012, un manual fácil y sencillo para comisarios que deseen construir sus exposiciones desde los sentidos y la emoción.

Sentidos, emoción, sueños, imaginación… son algunas de las palabras que con mayor frecuencia encontrarás en este libro. Lo escribe Paco Pérez Valencia, artista y museógrafo especialista en lenguajes artísticos contemporáneos, que últimamente destaca por ser un destacado innovador de la práctica expositiva en España.

“Somos contadores de historias”, nos dice en uno de sus capítulos. Porque verdaderamente así lo cree. Aunque quizá el texto del manual pueda caer algo en el sentimentalismo, es solo el reflejo del amor y la pasión con la que el autor cree en la idea. Comisarios, échenle un vistazo, seguro que pueden rescatar alguna idea para su trabajo.

amar los sonidos del montaje, de amar sus aromas y los flujos de aire en el espacio, de amar cómo se hablan entre ellas las piezas que hemos colocado, de amar los miedos de cada exposición y, por supuesto, de amar la sorpresa del público y reconocer que esta experiencia nos pertenece porque es solo nuestra. La exposición nace como todas las cosas creativas, desde la soledad y desde el mundo de los sueños, prólogo del autor Paco Pérez Valencia

La exposición en sí es una obra más de la muestra. Debe estar hecha con un mensaje (¿qué se quiere contar?) que remueva recuerdos y sensaciones en los espectadores que quieran verla. El manual, además de teoría, trae una compilación de ejercicios para hacer con el público (desde niños hasta los propios comisarios) para poder experimentar de verdad qué se trasmite y de qué manera. “La poesía es para quien la quiera”. Y los museos también.

Captura de pantalla 2013-09-14 a la(s) 19.09.00

Manual de la exposición sensitiva y emocional
Paco Pérez Valencia
Editorial Trea
16€
Comprar

6 replies on “ Comisarios, el emocionante trabajo de montar una exposición ”
  1. El trabajo de los comisarios es un pilar clave a la hora de transmitir sensaciones en una exposición, casi tan importante como lo que en ella se expone. De nada sirve tener las mejores obras si no se establece un espacio expositivo en el cual el espectador se deje llevar por el itinerario marcado y se sumerja de lleno en lo que el artista quiere transmitir; en un ejercicio que se hace conjunto entre obra y montaje del espacio. El trabajo de un comisario no es un mero organizar obras, si no que debe dictar la relación entre obra y espectador.

    Una de las exposiciones temporales que más me han impresionado (tanto por admiración al artista, tanto por instalación y montaje muy logrados) ha sido la de Antonio López en 2011, en el Museo Thyssen.

  2. Una de las exposiciones que más me ha gustado fue “Matisse:radical invention 1913-1917” que estuvo en el MoMA entre julio y octubre de 2010. Por su museografía y la temática del mismo.

    Otra exposición que también me ha gustado mucho últimamente ha sido “Barroco exuberante” que está en el Guggenheim de Bilbao hasta octubre. Su museografía me pareció muy cuidada y las obras elegidas,muy apropiadas. Además, producía en los visitantes(más o menos entendidos)reacciones y comentarios. Algo que creo esencial en el arte,que mueva sensibilidades.

  3. Han habido muchas exposiciones temporales que me han gustado y que me han llegado a la patata, pero una de ellas sin dudad fue “Pinacoteca psiquiátrica en España, 1917-1990”. Se hizo en Valencia, en el Centro Cultural La Nau de la Universidad de Valencia, de octubre del 2009 a enero de 2010. Me impresionó muchísimo ver las obras de los enfermos mentales porque te hace plantearte muchas cosas, si realmente son ellos los “locos” o nosotros. Además de las obras también se mostraban algunos objetos personales de los pacientes, fotografías de las salas e incluso recuerdo que habían hasta los grilletes de contención que utilizaban; realmente la exposición te reportaba a los momentos que se vivieron en los psiquiátricos durante la época pero siempre con la imaginación, pues es imposible ni siquiera figurarse cómo lo pasaron todos los autores de las obras que se exponían. Que una exposición te transporte a través del lugar y el tiempo gracias a su distribución, la luz, la selección de la sobras…, es algo que yo creo fundamental a la hora de realizar una muestra. Me compré hasta el catálogo porque quería indagar más sobre el tema del arte de la pintura como fuente de estudio y terapia para los pacientes y es muy interesante la verdad.
    Igual no es nada conocido el centro de La Nau pero está muy bien, cada año exponen alguna muestra que la verdad son de esas que no te dejan indiferente.

  4. La exposición que más me ha gustado en los últimos años ha sido la realizada por el Museo Thyssen-Bornemisza a propósito de Chagall. Su obra no era muy conocida en España y tener acceso a ella de primera mano cambió mi visión del arte, de lo que implica y de lo personal que es a pesar de los intentos durante las últimas décadas por borrar la huella del artista.

  5. Tengo que decir que Paco Pérez Valencia es una persona que motiva y contagia su manera de hacer. He tenido la suerte de asistir a alguna de sus conferencias y es ese profesional entregado que todos aspiramos a ser.

    Una de las exposiciones que más me ha gustado, tanto por la temática como por la localización, fue “Donna: avanguardia femminista negli anni 70” en la Galleria nazionale d’arte moderna de Roma, en 2010. Magníficas artistas, obras para pensar, crítica, reflejo de mujeres que han luchado por ser dueñas de sí mismas, teniendo el arte como arma. Esta misma exposición ha estado este año en el Círculo de Bellas Artes en Madrid. Pero me fue imposible volver. Una lástima.

  6. Me ha gustado mucho la exposición temporal sobre Francisco Durrio en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Un montaje sobrio por un lado, pero con contrastes de colores y de zonas que ayudan al visitante a captar de antemano que se acerca a distintos aspectos o facetas. También esta exposición contaba con un rincón de lectura donde se podía consultar tranquilamente el catálogo. Esto es una maravilla, y como no era una exposición que iba a morir del éxito, era comodísimo estar porque el público nunca llegaba a estorbar.Había gente, pero también había espacio.
    De paso decir que me alegro de que haya tanta participación en este blog. A ver si os animais y participais en el concurso que tenemos convocado hasta el 26 de Septiembre en patrimonioparajovenes.com y si sois titulados en Historia del Arte y no podeis concursar, animad a vuestros amigos que no lo sean, les dais pistas y que participen ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *