Un estudio necesario sobre la crítica de arte

El profesor Jesús Pedro Lorente escribe su último libro “Grandes críticos de arte (1750 – 2000), surgimiento y desarrollo de una profesión en crisis permanente”, un ensayo sobre algunas figuras importantes de la crítica de arte seleccionadas por el propio autor. El libro ha sido publicado por la editorial Trea en la colección Trea Arte.

Con semejante título, uno se imagina que va a llegar a su buzón de casa un gran libro. Quiero decir, un gran tomo. Páginas y páginas que hacen un recorrido histórico sobre escritores cumbre en este campo, la crítica de arte. Pero no es así. Uno recibe un ensayo de 200 páginas del tamaño de las mismas manos que puede meter en su bolso sin problemas. No es que me importe, de repente, el tamaño de los libros, pero quiero hacer hincapié, desde el principio, en el esfuerzo del autor por ser breve, ameno y condensar todo lo posible el contenido de este ensayo. Es, tan solo, la punta de un enorme iceberg de trabajo de años y años.

Conocí por primera vez al profesor Lorente en un congreso de la AACA, quien me invitó a participar con una ponencia sobre el crítico Francisco Calvo Serraller en el aniversario de la asociación. Yo, por entonces, tenía 25 años y comenzaba con mi tesis doctoral sobre la figura del crítico. Volvimos a cruzar caminos, esta vez propiciado por mi parte, en la defensa de la tesis el año pasado. Lorente ha sido, en definitiva, un gran impulsor de mi investigación desde el principio hasta el final. En ambas ocasiones, pude percibir que me encontraba ante un investigador cercano y amable. Tomás Paredes, en el prólogo de este libro lo describe incluso como “campechano”. Sin embargo, y de manera rápida, también comprendí que tenía delante a un historiador riguroso, conciso, cuidado y exigente con sus palabras y con las de los demás.

A pesar de encontrar al autor con más asiduidad entre los estudios sobre museística contemporánea, Lorente presenta una gran apuesta en el ámbito de los estudios sobre la crítica de arte en España. Para contextualizar este libro, es importante recordar los esfuerzos que Gaya Nuño realizó para publicar, en 1975, su gran Historia de la crítica de arte en España. Gaya Nuño pretendía así completar los textos de su precursor Venturi. El italiano no había citado ni un solo autor español en su obra cumbre, publicada en 1936, Historia de la crítica de arte. En este hilo de autores puede inscribirse, por qué no, Jesús Pedro Lorente, quien con este ensayo ocupa un vacío bibliográfico en los estudios de la crítica de arte en los últimos años. Voy a aportar algunas claves de este libro por las que creo que es esencial en la biblioteca de docentes, investigadores o, simplemente, interesados en el tema.

  “Aparentemente, este oficio, a pesar de su ya larga historia, no avanza impulsándose en lo construido por otros, sino que da la impresión de estar reinventándose en cada momento” (p.18)

[1] La crítica de arte, una profesión en crisis
Posiciono esta idea la primera porque aparece en el mismo título del libro. La tesis que presenta Lorente es que la profesión está en crisis, pero es un estado que surge desde el propio nacimiento del género, pues siempre ha estado cuestionada por la sociedad, pero también por los artistas e incluso por los propios críticos de arte.

[2] Es un ensayo necesario
En la actualidad, se habla de la muerte de la crítica de arte. En parte, porque ya no tienen la influencia de tiempos atrás, pero, sobre todo, porque vivimos en una sobreabundancia de opiniones en el mundo cultural. Los blogs y las redes sociales han abierto un campo (interesante en unos casos y perjudicial en otros) para autores que, individualmente, expresan su opinión sobre el arte y los artistas. El ensayo de Lorente pone de manifiesto que urge reivindicar la figura de pensadores, científicos, críticos y estudiosos por encima de celebrities, demagogos y vendedores de humo.

[3] Una visión panorámica
El mismo autor destaca en su libro que los estudios actuales, quizá a la sombra de la crisis de los grandes relatos, se hacen únicamente sobre críticos y periodos concretos. Y es cierto. Cuando realicé mi tesis doctoral seguí esta estrategia, pues tener la visión panorámica que demuestra el autor requiere muchas lecturas, muchos años de interés por el género y sus escritores y mucho orden y clarividencia de ideas. En este sentido, es un libro clave y esencial para cualquier investigador sobre el género, como se ha dicho, que se une a la lista comenzada por Venturi y Gaya Nuño.

Si os interesa, podéis comprar el libro desde la propia web de la editorial: comprar en Trea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *