El público ya no es el mismo

| Coldplay – Postcards From Far Away

El público hemos cambiado. Generación Google dicen. Con un pensamiento mucho más visual y fragmentado. Cualquier cosa que tenga más de dos párrafos nos parece un rollo macabeo. No hay que pensar mucho para darse cuenta que nos hemos vuelto muy barrocos. Preferimos oler, probar, oír o tocar a, simplemente, ver. Ya no queremos volver a casa y contar historias sino experiencias. ¿Qué ha pasado? Que hay quien se ha dado cuenta. Un ejemplo muy claro:

Más sobre La Vida Bohéme

No hay excusa: señores, que esto no va de dinero, va de saber quién pisa tu museo. Es que los jóvenes ya no se interesan por la cultura. Me alegra poder decir que eso no es verdad. Y por otro lado, si eso es así, ¿de qué sirve quejarse? Haz algo.

He traído tres fantásticos spots de televisión (no son los únicos ni los mejores) para entender todo esto. Hace tres años el MoMA expuso una retrospectiva de Jackson Pollock, pintor que rechazó la pintura de caballete y comenzó a salpicar los lienzos. Cuando estoy dentro de mi pintura, no soy consciente de lo que estoy haciendo. No se me ocurre mejor manera de representar esa sensación que como lo hicieron para televisión:

Algo parecido ocurrió con una exposición sobre Tim Burton:

Y aquí otro ejemplo maravilloso de la introducción a un documental de televisión que emitió la BBC llamado Power of Art (ya hemos hablado muchas veces de él aquí). Personalmente creo que han comprendido muy bien quién es el público hoy, que no quiere documentales llenos de datos y música clásica. Quiere acción, drama, pasión, muerte, amor. ¿Por qué no convertir el documental en una mini serie? (Un ejemplo sobre Caravaggio). Ir a por los sentidos, los sentidos y, otra vez, los sentidos.

One reply on “ El público ya no es el mismo ”
  1. Muy acertadas tus reflexiones. Es necesario transmitir emociones y no quedarse sólo en datos y bellas imágenes que a a larga se evaporarán de la mente si no van acompañados de un elemento catártico.
    Siempre he pensado que la vida y obra de Caravaggio daba para una miniserie de la HBO o de la BBC. Aún me quedan 4 días para volver a disfrutar de “La cena de Emaus” o de “Salomé con la cabeza de Juan el Bautista” en mi querida National Gallery.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *