Guardianes de tesoros

A veces, en prensa, se hacen cosas bien; otras, muy bien. La revista Vogue publicó en 2006 Guardianes de tesoros, un reportaje de los conservadores de los principales museos de España (recordemos que es antiguo y, por tanto, actualmente son otros), con sus correspondientes entrevistas. Además, cada uno eligió una obra de su propio museo como favorita. Mil gracias a Mónica, de Art&Apart, quien me lo manda. Son, de izquierda a derecha:

  • Miguel Zugaza (Director del Museo Nacional del Prado)
  • Ana Martínez de Aguilar (Directora del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia)
  • Guillermo Solana (Conservador Jefe del Museo Thyssen Bornemisza)
  • Consuelo Ciscar (Directora del IVAM)
  • Juan Ignacio Vidarte (Director del Museo Guggenheim de Bilbao)
  • Falta Manuel Borja-Villel (Director del MACBA) quien se negó a salir en la fotografía.

Miguel Zugaza, Museo del Prado. Llegó a la pinacoteca con dos premisas: modernizar y ampliar. Para aquellas fechas, 2006, el Prado estaba en plenas obras. Y el periodista, en una pregunta de la entrevista, le recuerda: ¿No cree que los retrasos están perjudicando la imagen del museo? Y Miguel, conocedor del Museo que representa, responde: Sí, lo creo. Y no sólo la imagen del Prado. Este museo representa a España, así que cuando el Prado se equivoca, al final los que se equivocan son los españoles. Para mí es desesperante.

Ana Martínez de Aguilar, Museo Reina Sofía. Al grano: ¿Abogas por la entrada gratuita? Su respuesta: Si fuéramos un país en el que sobrara el dinero, a lo mejor sí. Pero no estoy segura. Nadie es plenamente consciente del coste de mantener instituciones como ésta. No entiendo por qué la gente piensa que es normal pagar por ir al teatro, al cine, o para hacerse socio de una biblioteca y les parezca raro pagar una entrada en un museo. De lo que soy totalmente partidaria de que no se conviertan en algo elitista (descuentos a ciertos colectivos). El que los demás contribuyan con los gastos es justo y razonable.

Guillermo Solana, Museo Thyssen Bornemisza. El tercer vértice del triángulo del arte madrileño y una de las grandes pinacotecas del mundo. ¿Qué significa la feria ARCO para ti? He aprendido de arte contemporáneo a raíz de visitar ARCO. Contra toda perversión sobrevivió a los momentos de crisis gracias a las respuesta entusiasta de las galerías. Los 25 años de ARCO son mi vida.

Juan Ignacio Vidarte, Guggenheim Bilbao. El Arte moderno: accesible pero incomprensible… ¿Cuál es la responsabilidad del museo? Todo museo, no sólo los más modernos, sino sobre todo los que tienen el público más amplio, tienen la responsabilidad de proporcionar instrumentos adecuados para aproximarse a las obras. De cómo se plantee y contextualice la exposición dependerá su éxito. El arte contemporáneo parece muy lejano, pero la gente acude masivamente. Hay un reto extra, quizá, pero para eso estamos.

Consuelo Ciscar, IVAM. ¿Cómo es el panorama del arte contemporáneo en España y qué función tiene el IVAM en él? El arte contemporáneo ha alcanzado tal efervescencia que dificulta su clasificación. Libertad, pluralidad, dinamismo, carácter innovador, interrelación y, sobre todo, su capacidad reflexiva y crítica. Desde el IVAM se apuesta por aproximar el museo a los ciudadanos.

Manuel Borja-Villel, MACBA. Rehusó aparecer en la foto de grupo. ¿Por qué? Vivimos en sociedad y tenemos que comunicarnos. Es necesario dar a conocer la actividad de los museos y desde aquí estamos abiertos a los medios, pero la línea entre esto y lo que es meramente espectáculo es muy fina. Aparecer en la foto al lado de una obra que me gusta ya es un poco justito, pero puedo hacerlo. Lo otro me parecía cruzar esa línea, entrar en una banalidad que no me interesa y que está en contra de lo que hacemos.

Y aquí el reportaje para descargar en pdf y una vista previa:

One reply on “ Guardianes de tesoros ”
  1. Unos cardan la lana, y otros crían la fama. Y encima se atreven a elegir “su” obra favorita. A ver cuándo te preguntan a ti, por ejemplo.

    Es de reconocer su labor, pero, ¿tanto vacío informativo tenemos como para que lo rellenen esta gente que le cabe el ego en un museo?

    Un saludo.

    David.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *