Press Enter / Return to begin your search.

La calidad de los blancos

♫ | The Asteroids Galaxy Tour – The Golden Age Imagínese que tiene que pintar un cuadro únicamente con el color blanco. Allí, el lienzo enfrente, esperando que lo llene de colores, pero a cambio usted dispone casi únicamente de blancos. Lo sé, cualquiera diría: lo siento, me rindo, no sé qué pintar. La calidad de los blancos. En esto se fijaron exactamente un par de críticos al hablar sobre dos obras concretas. Críticos que se pusieron por un momento en el lugar del pintor y pensaron: “vaya, esto no es nada fácil”. Detalles que al espectador corriente se nos escaparían, […]

Read More

Libros recomendados: El retrato de Dorian Gray (I)

♫ | Stereophonics – She´s Alright -Harry -dijo Basil Hallward mirándole a los ojos-, todo retrato pintado con sentimiento es un retrato del artista, no del modelo. El modelo es meramente el accidente, la ocasión. No es a él a quien revela el pintor; quien se revela sobre la tela coloreada es más bien el pintor. La razón por la cual no exhibiré ese retrato está en el temor que siento de mostrar en él el secreto de mi propia alma. Lord Henry se echó a reír. El retrato de Dorian Grey, Oscar Wilde. Estos son los retratos que me […]

Read More

Una historia de celos

♫ | She & Him – Why Do You Let Me Stay Here La Madeleine es una de las mejores pinturas de Ramón Casas, impresionista catalán que durante unos años residió en París, en los edificios cercanos al Moulin de la Galette. Parece ser que aquí, en España, no se le entendió muy bien; así que marchó a tierras francesas, donde nada más llegar le bastó con mostrar unos dibujos al prestigioso pintor académico Carolus-Duran para que le aceptara en su codiciado taller parisino. Esto es la historia del hermano mayor que abre camino al pequeño. Aquí Ramón Casas no […]

Read More

Moulin de la Galette

♫ | Moulin Rouge – Sparkling Diamonds Empezamos la semana dedicada a la belle époque, al Montmartre (París) en sus años de esplendor. Todo empezó en el siglo XVII. La familia Debray residía allí, y por supuesto vivía de la harina que producía el molino. Solían ofrecer a los parisinos visitantes que se acercaban los domingos una torta y un vaso de leche, de ahí su nombre, el Moulin de la Galette (torta). Y lo que al principio se construyó para moler trigo, pasó a ser un cabaret y, poco después, monumento histórico. La verdad es que cuesta imaginárselo, porque […]

Read More